Homenaje a José Martí desde los Joven Club.

La historia de Cuba tiene un gran mito: José Martí. Lo es porque en él se sintetiza de modo ejemplar una larga legión de héroes, próceres y pensadores de un siglo de hechos e ideas que revela el carácter singular del proceso cubano y lo sitúa como la continuidad histórica, a finales del siglo XIX, de la epopeya independentista de nuestra América iniciada a comienzos del mismo siglo.

Los especialistas de Joven Club de Computación y Electrónica (JCCE) en el municipio Ciro Redondo, dedican un tiempo para estudiar la obra de José Martí, como parte de las actividades que se realizan en la Jornada Martiana, por los 170 años de su natalicio y dedicada a la gloriosa Generación del Centenario, a la defensa de la unidad revolucionaria y al pueblo cubano.

El debate exalta la figura del apóstol quien dio la convicción de que era posible un mundo mejor, vio el comienzo de una época y ninguno de los males que avizoró está ausente en la realidad actual, como ninguno de los sueños que tuvo ha dejado de ser esperanza. El Héroe Nacional también soñó con un mundo sin injusticia, ni desigualdades, ni discriminación fomentando la solidaridad entre nuestros pueblos, respeto a la dignidad plena del hombre y de compromiso por la construcción de sociedades justas y equitativas.

Desde las instalaciones de los JCCE para concluir el debate, se hace referencia a la V Conferencia por el Equilibrio del Mundo que se celebrará del 24 al 28 de enero en La Habana, donde participará más de 70 países, y tiene sus fundamentos en el pensamiento martiano, a partir de la forma en que vio y proyectó el mundo que él quería para la humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.